18 de agosto de 2017

La madre de Heather Heyer no tiene interés en hablar con Donald Trump

El viernes pasado uno de los mayores grupos de supremacía blanca se reunieron en la Universidad de Virginia, en Charlottesville, llevando antorchas y gritando consignas como las "Vidas blancas importan", protestando la eliminación de una estatua del General Robert E Lee.

Robert E Lee es un general conocido por comandar el Ejército Confederado de Virginia del Norte en la Guerra Civil de Estados Unidos, quien estaba a favor de la esclavitud de los afroamericanos.

Se reunieron nuevamente el Sábado y se enfrentaron a otro grupo de manifestantes en contra del racismo y grupos que promueven a la raza blanca como superior a los demás.

En ese grupo se encontraba Heather Heyer, de 32 años, que murió más tarde en el hospital tras ser atropellada ese mismo día por un automóvil (Dodge Challenger) conducido contra ellos por James Alex Fields Jr, de 20 años de edad que formaba parte del grupo del movimiento de la supremacía blanca.

La madre de Heather hoy en una entrevista dijo que tenía varias llamadas perdidas que de la Casa Blanca habían hecho para expresar su condolencias; la primera llamada llegó durante el funeral.

Y aunque inicialmente no se hubiera negado a hablar con el presidente, ahora ya no tiene ningún interés de escuchar lo que el presidente Donald Trump le tiene que decir.

Su opinión sobre el presidente cambió despues de haber visto y escuchado no lo que otros estaban diciendo de Donald Trump, si no lo que él mismo dijo en su última conferencia de prensa, culpando a ambos grupos de manifestantes, comparando a personas como Heather con el KKK.


Al preguntarle cual es el mensaje que le quiere hacer llegar al presidente, su respuesta simplemente fue: Piensa antes de hablar.